Compartir

Mario Bunge, nació en Buenos Aires en 1918. En una familia que a principios del Siglo XX, el estudio, el trabajo y la participación pública eran importantes objetivos de vida. Su padre, Augusto Bunge fue médico y Diputado Nacional por el Partido Socialista, y su madre, Maria Müser, era una enfermera alemana inmigrante. Tras realizar sus estudios secundarios en el Colegio Nacional de Buenos Aires, se doctoró en física y matemáticas por la Universidad de La Plata, y estudió física nuclear en el Observatorio astronómico de Córdoba.

Logró compaginar su dedicación a la ciencia con el interés por la filosofía, fundando la revista Minerva en 1944. Fue profesor de física y de filosofía en la Universidad de Buenos Aires, y desde 1962 fue profesor de filosofía en la McGill University de Montreal (Canadá). En 1982 fue galardonado con el Premio Príncipe de Asturias de Humanidades.

Bunge se definía como filósofo realista, cientificista y sistemista. Era defensor a ultranza del realismo científico y en más de una oportunidad expresó públicamente su críticas a lo que denominaba pseudociencias entre las cuales incluía al psicoanálisis, el chamanismo, la homeopatía y otras medicinas alternativas.

Escribió varios libros, entre ellos La ciencia, su método y su filosofía, donde esboza las bases del método científico. También escribió La investigación científica, un manual publicado en inglés en 1967. Entre sus textos se destaca el Tratado de filosofía básicadonde busca abarcar todos los campos de la filosofía contemporánea, haciendo foco en el conocimiento científico.

El martes lamentamos nuevamente, a un argentino que muy pocas veces vimos en la televisión, o tal vez nunca leímos sus libros. Pero sí supo destacarse en su pasión por la investigación y las ciencias. Así el Doctor y Profesor Mario Bunge falleció a los 100 años en Canadá.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *