Compartir

El plan de Sergio Massa y Máximo Kirchner para que los empresarios confíen en el Presidente y ayuden en la post-pandemia

La cena ocurrió hace más de dos semanas en la residencia de zona Norte del banquero Jorge Brito (Macro). Se encontraron Marcos Bulgheroni (Pan American Energy), Marcelo Mindlin (Pampa Energía), Miguel Acevedo (presidente UIA), Jorge Brito (hijo) y Hugo Dragonetti (de la constructora Panedile) con Sergio MassaMáximo Kirchner y Eduardo ‘Wado’ de Pedro.

El menú fue sencillo y poco abundante. Y como toda comida en la que participen Massa y el hijo de Néstor y Cristina Kirchner, la sobremesa se extendió durante varias horas.

La confirmación del encuentro llegó de dos de los empresarios asistentes pero no ocurrió lo mismo con los integrantes políticos del cónclave, no emitieron opinión al respecto.

Sin embargo, se supo que no fue el único encuentro de estas características. Dos veces por semana el dúo Massa-Kirchner se sienta a conversar con representantes de distintos sectores sociales y económicos. 

Hablan tanto con Juan Grabois como con CEO de las multinacionales; con la CGT y la CTA, con todos los movimientos sociales, científicos, empresarios y cooperativistas.

En esta oportunidad, con los empresarios, se profundizaron todos los temas: la negociación de la deuda, Vicentin, el futuro económico del país y otros tantos temas de agenda. Sin embargo, la clave estuvo en el diálogo.

Les recordamos que durante la gestión kirchnerista anterior mientras podíamos dialogar –no siempre coincidir, pero sí dialogar– la situación fluía. Cuando se rompió eso, llegó la catástrofe. Es lo que debemos evitar ahora”, confió uno de los asistentes al la redacción de Infobae.

Hace unos 45 días, más o menos en la mitad de lo que lleva el aislamiento social obligatorio, Massa y Kirchner hablaron con Alberto Fernández sobre la planificación de las reuniones. El Presidente estuvo de acuerdo. El objetivo, coincidieron, “es construir una agenda de diálogo post-pandemia”. La Argentina que viene tendrá aún más pobres y más desigualdades que las existentes y muchos más problemas de empleo e inversiones. La caída de todos los índices económicos y el alza de todos los problemas sociales alarma.

Fuente de consulta

Por Analia Argento aargento@infobae.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *