Compartir

A casi nueve meses de haber asumido, el Gobierno de Alberto Fernández alcanzó un acuerdo de deuda bajo legislación extranjera por unos US$ 64.800 millones.

Los cambios introducidos a la última oferta implicarían modificación en las fechas de pago, por lo que el valor de la propuesta superaría por poco los 54 dólares.

Desde el mediodía las versiones se habían hecho cada vez más fuertes y llevaron a que los ADR argentinos rebotaran y subieran hasta 10%.

Habría modificaciones en los plazos de pagos que hicieron mejorar la oferta hasta un poco arriba de los 54 dólares.

El Gobierno espera tener cerrado con los detalles en las próximas horas para luego anunciarlo. Esta oferta sería la quinta desde el Gobierno argentino, luego del inicio formal de las negociaciones con los acreedores privados de deuda a fines de abril.

Las acciones argentinas que cotizan en Nueva York mostraron una fuerte tendencia positiva pasadas las 14 horas, tras instalarse en el mercado financiero la versión de que el Gobierno y los bonistas se habrían puesto de acuerdo en el valor de oferta y así cerrar exitosamente la operación de canje de deuda en dólares emitida bajo ley extranjera.

Los papeles de Galicia, Macro y Pampa, los más líquidos en Nueva York, habían arrancado el día con bajas de hasta el 2%, pero a las 14.30 hora argentina mostraban subas de entre el 8 y el 10%.

Por su parte, los bonos en dólares, que habían mostrado caídas del 2%, empezaban a recortar terreno, lo mismo que el riesgo país, que mejoró de 2.316 puntos a 2.269 puntos.

En Economía mantenían total hermetismo.

Las versiones indican que el punto de encuentro entre deudor y acreedor se había fijado en un valor de la oferta, medida en valor presente neto, de 54,3 dólares, es decir un dólar por encima del último valor ofrecido por la Argentina.

Esa mejora surgió después de que se filtrar la información de que la oferta anterior, de 53,3 dólares, había alcanzado solo el 35% de las adhesiones.

También se discutían cuestiones legales vinculadas a las clausulas de acción colectiva (CAC) y su manipulación por parte del Gobierno, para lograr cumplir con dichas exigencias.

FUENTE DE CONSULTA CLARÍN ECONOMÍA

Noticia en desarrollo MULTIMEDIO.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *