Compartir

(Noethinger, Córdoba) La Fiscalía de Instrucción de Bell Ville, a cargo de Nicolás Gambini, ordenó la prisión preventiva en contra el docente imputado de Noetinger como supuesto autor de los delitos de Distribución de imágenes pornográficas de menores de edad calificada, Tenencia de material pornográfico infantil con fines de distribución calificada y Divulgación de imágenes pornográficas de menores de edad calificada.

Recordamos que el caso se inició en octubre de 2018, mediante reportes que remitió el Centro Nacional para Niños Desaparecidos y Explotados de los Estados Unidos, donde se identificó y alertó sobre una posible distribución y tráfico de importante cantidad de imágenes con contendido sexual de niños y/o adolescentes, indicando que los IPs (números que identifica a cada dispositivo que se conecta a la internet), de los cuales se estaban generado esas distribuciones correspondían a un domicilio ubicado en la localidad de Noetinger.

A partir de dicha información, la Fiscal de Bell Ville junto a un equipo de detectives de la Unidad de Cibercrimen de la Dirección de Investigación Operativa (DIO) de la Policía Judicial de Córdoba (MPF), profundizaron la investigación logrando establecer la dirección exacta del inmueble de donde se habían generado el trafico sospechoso y la individualización del posible usuario.
Durante el allanamiento al domicilio, cuando los detectives y la policía ingresaron, se encontraron con la sorpresa de que una de las notebooks del imputado estaba encendida y traficando, en ese momento, videos con contenidos pornográficos de menores. Además, se le halló importante cantidad de material pornográfico con representación de menores, que según se pudo determinar con el avance de la investigación, serían más de 30.000 imágenes y videos con ese contenido. Vale señalar que el procedimiento en el lugar se extendió por casi 12 horas y culminó con el secuestro de todo el material y la detención del imputado.

Cómo evitar que sus hijos sean víctimas de pornografía infantil

DONDE DENUNCIAR 0800-33FISCAL (347225)

Quienes se dedican al negocio de la pornografía infantil saben que las redes sociales son las aliadas perfectas para conseguir el material necesario y distribuirlo por diferentes medios. Por esto, es mejor seguir ciertas recomendaciones para evitar que los más pequeños de la casa tengan contacto con extraños o que sus fotografías sean usadas con fines delictivos.

Primero, los padres de familia deben evitar compartir fotos de sus hijos en situaciones que pueden ser sacadas de contexto. Esto significa, no publicar imágenes de los pequeños en ropa interior, desnudos o semidesnudos, ya que estas pueden terminar siendo utilizadas por abusadores o delincuentes en sus bases de datos.

De igual forma, los adultos no deberían publicar información personal de su hijo en redes. Por ejemplo, comentar que el niño o niña se quedó en casa solo ya que esta información puede ser aprovechada por delincuentes para abusar de los menores a través de engaños.

Los padres tampoco tienen que esperar a que una situación de peligro se presente para hablar con sus hijos sobre los riesgos que corren cuando envían imágenes o conversan con extraños  por internet.  Es importante que se dialogue con ellos al respecto y contarles que una vez ellos envían fotografías, videos o información a otra persona pierden el control de las mismas.

Estas conversaciones también fortalecerán los lazos entre padres e hijos y les dará a los menores confianza para denunciar o alertar a sus papás sobre posibles conductas riesgosas. Además, es fundamental que se les explique a los niños y adolescentes que no deben aceptar solicitudes de amistad de personas extrañas, ya que estos los pone en una situación vulnerable frente a delincuentes, pedófilos y abusadores.

Generar confianza en los niños no implica eliminar los controles. Por el contrario, los padres tienen la misión de enterarse y demostrar un genuino interés por aquellas actividades que realizan los menores tanto en internet como fuera de él.

Recordemos que los delincuentes sexuales buscan que entre sus víctimas potenciales y sus familiares se cree una barrera, esto con el fin que los menores se sientan solos, abandonados, incomprendidos y sean ellos los que aprovechen esta vulnerabilidad.

DONDE DENUNCIAR 0800-33FISCAL (347225)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *