Compartir

En junio se conmemora el mes del orgullo LGBTIQ+ en todo el mundo. Durante los 30 dí­as, millones de lesbianas, gays bisexuales, transexuales, intersexuales, queer y asexuales se reúnen en una marcha en la que gritan a una sola voz entre arengas y colores que son ciudadanos(as), como todas y todos los demás y que la igualdad no es una opción para los gobiernos, es un derecho y un deber que no depende de la orientación sexual o identidad de género de cada individuo.

¿Por qué existe esta conmemoración?

Esta tradición comenzó hace 50 años en Nueva York, fecha en la que la homosexualidad era un delito castigado por el Estado. Todo sucedió tras un caso de abuso policial que ocurrió el 28 de junio de 1969 en el club ‘Stonewall’. Las personas personas trans, gays, lesbianas, afrodescendientes e inmigrantes que allí­ se encontraban terminaron envueltas en disturbios con ciudadanos y la policí­a.

Esta persecución causó que,por vez primera primera, esta población LGBT se movilizara en las calles y decidiera salir y dejar de esconderse como lo habí­a hecho hasta ese momento. Desde aquél día la inconformidad de una minorí­a logró comenzar a generar consciencia sobre sus derechos, por lo que esta fecha se convirtió en un dí­a para celebrar el orgullo de ser así.

Cada año, Nueva York y Los íngeles se vistieron de arcoí­ris y con los años esta fiesta se expandió en todo el mundo.

En muchos paises de ha generado la derogación de las normas que consideraban la homosexualidad como un delito. A pesar de que ha habido un avance en derechos, aun hace falta continuar mejorando las leyes para que se mejore el respeto por la diversidad.

A la par de la poca materialización de los derechos para muchas personas, también se presentan los constantes asesinatos de personas LGBTIQ+. Una prueba de esto son las más de 100 lesbianas, gays, bisexuales y trans que son asesinadas año tras año. Y desafortunadamente, en la mayorí­a de estos casos, los culpables no son judicializados. A eso se suman sectores polí­ticos y sociales que continúan realizando acciones para dar marcha atrás a los derechos que ya son una realidad para la población LGBTI.

Por todas estas razones cada año se realizan las marchas del orgullo en varios paises del mundo, no solo por una sociedad sin discriminación, si no también porque es momento de que todas las instituciones de los Estados y de la sociedad defendamos el derecho a la libertad de cada ciudadano y la posibilidad de formarnos como personas que aporten positivamente a la formación de un mundo incluyente, respetuoso, y permita que cada persona, desde la diferencia, construya un futuro cargado de derechos y compromiso social que nos incluya a todos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

3 + ocho =