Compartir

Un voraz incendio se desató este viernes en los bosques de Pinamar y bomberos voluntarios de ese partido bonaerense y de localidades aledañas trabajaban esta tarde para sofocarloEl fuego, originado a la altura del Kilómetro 389 de la Ruta 11, ya afectó unas 30 hectáreas en el límite norte del casco urbano, en cercanías a un barrio privado.

El llamado de alerta al cuerpo de bomberos pinamarenses se produjo alrededor del mediodía y a raíz de la magnitud del foco, se requirió la colaboración de los cuarteles de localidades vecinas. De esa manera, en poco tiempo llegaron hasta la zona dotaciones de Madariaga, Villa Gesell, Mar de Ajó, Costa Norte, Santa Clara, Santa Teresita, y efectivos de la brigada forestal de Bomberos Cariló.

En horas de la tarde, diferentes cuadrillas junto al personal de Defensa Civil local realizaban trabajos con máquinas corta fuego, para evitar que las llamas avancen y lleguen al barrio cerrado.

La Herradura tiene 17 años de vida y es lugar simbólico de Pinamar. Allí se ubican unas 120 casas y otras tantas en construcción, distribuida en cerca de 300 lotes. Es un sitio al que se llega transitando por el Camino Parque de los Pioneros, atravesando médanos cubiertos de pinos, y donde también hay establos de caballos.

Desde la Dirección Provincial de Defensa Civil informaron que se están combatiendo llamas por distintos frentes y de diferentes maneras para controlarlo y evitar que siga avanzando. Una de las acciones que realizan es el corte de árboles próximos al country. Todavía se desconocen las causas que originaron el siniestro.

Personal del cuartel de Pinamar habían estado trabajando esta mañana en otro foco ígneo que se había desatado a metros del camping Quimey Lemu de Pinamar, a unos 4 kilómetros de donde se esta llevando a cabo este incendio forestal.

Distintos usuarios que circularon por la ruta interbalnearia 11 filmaron con sus teléfonos celulares las columnas de humo que emergían desde los bosques y se desplazaba hacia el asfalto, alentados por el viento de más de 40 kilómetros por hora. Por esta situación de visibilidad reducida, la Policía y personal de AUBASA decidieron montar un operativo para asistir al tránsito.

En el verano pasado, otro incendio en Pinamar consumió el exclusivo parador Watson, ubicado en la zona de la frontera. Se trató de un lugar que había abierto unos días atrás, donde antes solía estar Kaialoha. Aunque había cambiado de nombre, como suele suceder con algunos balnearios de en verano, ya no quedan rastros. En veinte minutos el fuego se lo devoró, más allá de que la estructura poseía los tratamientos ignífugos, que son retardantes de fuego.

“La estructura era de madera y chapa y adentro tenía cocina y garrafa. Eso, sumado al viento y al calor, provocaron una destrucción inmediata. Ahora es una pila de escombros”, precisó en aquella casión el responsable de Defensa Civil de la ciudad, Diego Diez.

Seis dotaciones de Bomberos y Defensa Civil intervinieron en ese incendio. En el lugar trabajaban cinco personas (el dueño, el hermano del dueño y tres empleados). Todos estaban en el interior del parador cuando se desató el fuego. Incluso, había varios comensales fueron evacuados sin problemas debido a que las llamas avanzaron de forma progresiva.

Fuente INFOBAE