Compartir

A partir de este sábado 1 de junio comenzaría a aplicarse un nuevo aumento en el precio de los combustibles, que rondaría entre un 3 y 4%. La remarcación responde al aumento de un impuesto interno y a la dinámica inflacionaria general.

Desde principios de año los combustibles ya acumularon un 13% de aumento, pero según estacioneros todavía están por debajo del precio de equilibrio. El nuevo incremento responde en parte al incremento de junio del impuesto que grava al carbono y a los combustibles líquidos, que aumentará un 11,8% de acuerdo a la evolución de Índice de Precios al Consumidor.


Tras el incremento anual del 13% en el precio de la nafta, desde el próximo sábado 1 de junio comenzará a regir el incremento entre 3 y 4 por ciento en los precios de la nafta en todo el país. Sin embargo, las provincias se espera que aumente más, por el costo de logística. Los combustibles no se encuentran en el programa “Productos esenciales” ni en el “congelamiento” de tarifas a los servicios. Es por eso que, a principios de mayo, la Federación de Expendedores de Combustibles (Fecac) ya había adelantado que en junio de 2019 habría un aumento -de al menos del 12%-  y exigió un acuerdo con el Poder Ejecutivo para frenar las subas. 
(Fuente www.perfil.com


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *