Compartir

Un informe revela que en los adolescentes y jóvenes menores de 20 años hubo bajas en 36 de los 40 partidos del conurbano bonaerense, entre la semana pasada y la anterior.

Un análisis realizado por la Unidad de Datos de Infobae revela que en los adolescentes y jóvenes menores de 20 años hubo bajas en 36 de los 40 partidos del conurbano bonaerense, entre la semana pasada y la anterior. El gobierno bonaerense sostiene que obedecen a las restricciones y la suspensión de clases, y por eso justifican mantenerla y ajustar los controles.

El informe analiza qué pasó en los últimos 14 días con los contagios en adolescentes y jóvenes en el conurbano bonaerense, cuando comenzaron a regir las medidas de restricción del último decreto presidencial.

Específicamente, el comportamiento de los contagios en dos semanas escolares, la que va del lunes 12 al viernes 16 de abril, y la semana pasada, del lunes 19 al 23 de abril. Según los datos oficiales informados diariamente por el Ministerio de Salud de la Nación, en la franja de 10 a 19 años en los municipios del Gran Buenos Aires hubo un descenso del 29%.

En esos 40 municipios del Conurbano –en los que no hubo clases, ya que Kicillof acató lo dispuesto por el Presidente en su DNU del 15 de abril– se registraron 2.357 nuevos contagios la semana pasada en la franja entre 10 y 19 años, cuando la semana previa se habían contabilizado 3.339.

En la Provincia, las autoridades sanitarias lo atribuyen a las medidas de restricción y la suspensión de la presencialidad escolar dispuestas para el AMBA por el decreto presidencial. “La fórmula es infalible. Si se frena la circulación, caen los casos. Gracias al DNU que propuso, entre otras, cosas suspender las clases, se estabilizó la curva y hay una tendencia a la baja”, señalaron ante la consulta de Infobae desde la cartera a cargo de Daniel Gollán.

“Es clave controlar los casos en los jóvenes por la incidencia que tienen en el total. No bajaron los casos, pero se frenó el aumento en todos los rangos etarios. Pero es muy prematuro para sacar conclusiones más específicas”, agregaron.

Lo cierto es que los datos oficiales muestran que el descenso del 29% entre adolescentes y jóvenes menores de 19 años, la semana respecto de la anterior, fue incluso superior al registrado para todas las edades, que fue menor del orden del 10%.

Las bajas más importantes se dieron en Marcos Paz, San Fernando y Exaltación de la Cruz, con descensos de entre el 64% y el 82%. Los únicos partidos en los que hubo aumento de casos en este grupo etario fueron Brandsen (67%), San Vicente (18%) y San Isidro (5%).

Los municipios que más contagios en números absolutos tuvieron fueron La Matanza (6.335), Quilmes (4.128) y Pilar (3.321), aunque también están entre los más poblados.

En el seguimiento de la curva de contagios, el gobierno de Kicillof reconoce que los casos están estancados pero a un número alto por demás preocupante, con un promedio diario de 11.746 casos.

Según los números de la Sala de Situación del Ministerio de Salud bonaerense, hasta el jueves hubo un total de 85.694 contagios en jóvenes de entre 10 y 19 años desde el inicio de la pandemia. De ese total, fallecieron 53.

El 73,5% de los contagios fue por transmisión comunitaria y un porcentaje similar (75%) tiene por residencia en GBA; el resto en el interior de la provincia. Del total de contagios en esta franja etaria, el 53% fueron varones y el 43% mujeres; el resto sin especificar.

De acuerdo a los datos oficiales, durante la primera ola, del 10 al 20 de agosto, se produjeron en promedio 217 casos diarios en la franja de 10-19 años. En el último mes, entre el 17 y 27 de abril, hubo 504 casos por día, un aumento del 132%, es decir, más del doble. (Fuente: Infobae)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

3 × 2 =