Compartir

Puma reestructura su fábrica en La Rioja y reemplaza producción por importación.

Bajo el lema “Eficientización Productiva” la empresa UNISOL, despide a 40 empleados, en La Rioja, Argentina .

Empleados de PUMA en chilecito esperando la liquidación por despido

La marca deportiva Puma, operada por Unisol, continúa con su fuerte proceso de ajuste en la Argentina. Cerró su segunda planta en la provincia de La Rioja en menos de dos años. En marzo de 2017, bajó la persiana de la fábrica de Sanagasta y dejo sin trabajo a 100 empleados y ahora le tocó el turno a Chilecito, donde despidió a 40 trabajadores.

l secretario general del sindicato del calzado riojano explicó: “la entrada de producto importado mató a la industria nacional. Antes el 80% de lo que vendía Puma se producía en el país, ahora apenas llega al 10. Tomaron la decisión de cerrar la planta porque ahora importarán lo que se realizaba en el país”.

A diferencia de lo que aseguró el sindicato del calzado en La Rioja, donde Puma tiene sus únicas dos plantas, la empresa explicó que el 60% de lo que produce es de fabricación nacional. “La fábrica de ensamble en La Rioja es la más grande del país, produce 1,3 millones de pares de zapatillas al año”, señaló en un comunicado.

Puma bautizó al ajuste como “eficientización productiva”, puntualizó que cerró la planta de Chilecito por los cambios tecnológicos en la producción de capellada y para garantizar la continuidad del negocio y asegurar los puestos de trabajo de 800 personas. Resalta que es la única marca deportiva que integra la producción y comercialización de sus productos a través de sus plantas y sus 30 tiendas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *