Compartir

El viceministro de Salud de la provincia de Buenos Aires, Nicolás Kreplak, dijo que espera «no tener que sugerir un retroceso a fase uno en dos semanas«, aunque admitió que en el corto plazo y ante el advenimiento de la segunda ola de coronavirus, las autoridades irán «restringiendo actividades gradualmente».

En diálogo con Romina Manguel en A24, Kreplak planteó que «todos los que estamos gobernando tenemos que intentar hacer todo lo posible para convencer a la gente. Hay que reducir los viajes al exterior y cuidarse más, pero luego vendrán partes en que tendremos que reducir la circulación probablemente, ojalá no sea masivo y sea sectorizado».

«Metámonos en la cabeza que no pasó la pandemia», advirtió el funcionario bonaerense.

Y consultado sobre si evalúan tomar medidas para reducir la circulación del virus, dijo: «Espero no tener que sugerir un retroceso a fase uno en dos semanas, pero sí creo que vamos a ir gradualmente restringiendo actividades. Esperemos que no sea necesario hacer una restricción muy fuerte e ir aminorando el incremento de casos, achatar la curva para poder vacunar». «Está empezando una segunda ola, empieza a acelerarse rápidamente.

Es un momento donde hay que extremar los cuidados, más aquellos que tenemos familiares o conocidos de riesgo que sabemos que en pocas semanas se van a vacunar», agregó. Además, el viceministro adelantó que están «a punto de recibir en los próximos días un embarque importante de Sinopharm», que estaría en el rango de las 3 millones de dosis para todo el país.

CONSULTA PROMOCIÓN EN TERMAS MARINAS AQUÍ

Sobre el acuerdo frustrado con Pfizer, Kreplak contó cómo fue la negociación en el caso de la provincia de Buenos Aires: «Nos pidieron colaboración para el ensayo clínico y nosotros ayudamos a reclutar, y en esa conversación nos dijeron que íbamos a tener un porcentaje de vacunas para nuestro país de forma prioritaria. Y cuando se aprobó la vacuna volví a hablar y me dijeron que ya no podían negociar con la provincia de Buenos Aires» Además, el viceministro detalló que «el 30% de las personas reclutadas para poder aprobar esa vacuna fueron de nuestro país» y consideró que «la empresa tendría que haber tenido la predisposición especial de ayudar a vacunar en Argentina porque no solamente pusimos a la población, sino también un sistema de salud desarrollado, con capacidad de investigación».

Por último, Kreplak se refirió a la estrategia de vacunar con una sola dosis primero y después de unos meses dar la segunda. «En ningún caso se habla de una sola dosis, sino se habla de posdatar.

Estamos viendo que hay varias investigaciones que muestran que con una sola dosis llegas a un 95, 90, 85% de cobertura respecto de casos graves. Nosotros no buscamos inmunidad de rebaño, buscamos reducir la letalidad», explicó.

«La segunda dosis se puede dar después porque sirve para incrementar un poco la cantidad de anticuerpos pero sobre todo para aumentar la duración de la inmunidad en meses. Para el momento que viene ahora, el invierno, una sola dosis podría ser una estrategia razonable, basada en ciencia y en la experiencia que tenemos», afirmó.

Fuente de consulta A24

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

trece + 7 =