19 mayo 2024
Comparte en tus redes

Intendente de General Lavalle objeta el fondo para el bono a trabajadores: «Causaría más daños que beneficios»

En un contexto en el que el Gobierno bonaerense anunció la creación de un fondo especial destinado a los municipios para el pago de bonos salariales de hasta $60,000 a sus trabajadores, el intendente de General Lavalle, José Rodríguez Ponte, ha expresado su preocupación en una carta dirigida al gobernador Axel Kicillof.

En su comunicación, Rodríguez Ponte argumenta que este fondo especial podría tener efectos negativos y causar «más daños que beneficios».

El principal punto de preocupación del jefe comunal es el plazo para la devolución del dinero asignado, ya que afectaría la capacidad del municipio para pagar el Sueldo Anual Complementario de diciembre, más conocido como aguinaldo.

La suma correspondiente al fondo sería descontada de la coparticipación que recibe el municipio, lo que, según Rodríguez Ponte, agravaría la ya existente crisis económica en su jurisdicción.

El intendente resalta las medidas salariales implementadas por su municipio durante el año, con un aumento acumulado del 72% para los empleados municipales, incluyendo un incremento del 15% este mes.

Estos aumentos ya representan un desafío financiero significativo para la administración local, y el fondo especial podría poner en riesgo la sostenibilidad de estas políticas salariales.

Rodríguez Ponte también advierte sobre las posibles consecuencias a largo plazo de este fondo, señalando que podría dejar al próximo intendente asumiendo el cargo el 10 de diciembre en una situación de desfinanciamiento y desequilibrio fiscal, similar a lo que ocurrió en 2015.

El decreto publicado en el Boletín Oficial establece la creación del Fondo Especial de Asignaciones Extraordinarias Salariales para Municipios, que tiene como objetivo ayudar a los municipios de la provincia en el pago de asignaciones no remunerativas extraordinarias a sus trabajadores.

El fondo se financia con recursos de rentas generales de la provincia, Aportes del Tesoro Nacional y otras fuentes, con un límite máximo de $4,000 millones, ampliable a $8,000 millones.

Según el decreto, las asistencias financieras serán otorgadas a solicitud de cada municipio y representarán hasta el 50% del monto informado por el mismo.

Además, se destaca que estos fondos serán reembolsables, debiendo ser devueltos a la provincia en noviembre o diciembre de 2023, sin intereses ni gastos administrativos adicionales.

Para garantizar el reembolso, se permitirá a la provincia retener los montos correspondientes de la coparticipación de impuestos asignada a cada municipio.

Este debate sobre el fondo para el bono salarial refleja las tensiones financieras y las preocupaciones de los intendentes de la provincia de Buenos Aires mientras buscan equilibrar sus presupuestos y garantizar el bienestar de sus trabajadores en medio de un contexto económico desafiante.

Fuente de consulta ENTRELINEAS.info