19 mayo 2024
Comparte en tus redes
Guillermo F. Apdepnur

Argentina Rompe Acuerdos Petroleros con Empresas Extranjeras: Momento Histórico de Quiebre en el Gobierno de Arturo Illia

En la noche del viernes 15 de noviembre de 1963, el presidente argentino Arturo Illia y su gabinete llevaron a cabo un acto que marcaría un hito en la historia del país: la anulación de los acuerdos de locación de obra que permitían la exploración y explotación de hidrocarburos por parte de empresas extranjeras.

El conflicto en torno a la política petrolera se remonta a 1953, cuando se sancionó la Ley de Inversiones Extranjeras, y en 1955 se firmó un convenio con la subsidiaria argentina de la estadounidense Standard Oil de California, la California Argentina de Petróleo SA. Esta decisión de Illia, sin embargo, no contó con el respaldo unánime de la clase política, siendo Arturo Frondizi un crítico notorio.

Frondizi, en su presidencia, respaldado por Perón, había dado un giro de 180 grados concesionando el petróleo nacional. Sin embargo, la oposición a estas concesiones fue generalizada, y tras la caída del gobierno de Frondizi, en enero de 1963, se realizó una asamblea multipartidaria que condenó la política petrolera anterior, impulsada por el Centro Mosconi y el Movimiento de Defensa del Petróleo Argentino.

En su discurso de asunción como presidente, Illia afirmó: «En materia de política de petróleo cumpliremos lo prometido reiteradamente. Los contratos suscritos a espaldas de la ley y de los intereses económicos del país serán anulados.» Esta promesa se hizo efectiva un mes después, el 15 de noviembre de 1963, cuando se firmaron los decretos 744 y 745 para la anulación de los contratos de locación de obra.

La respuesta internacional no se hizo esperar. El embajador estadounidense McCllntock anunció la suspensión de toda ayuda económica a Argentina. Sin embargo, Illia respondió que era una decisión irreversible del Estado argentino.

Este episodio en la política petrolera se convirtió en una de las causas del golpe a Illia en 1966. La política que buscaba terminar con el monopolio estatal del petróleo se consolidó un año después del golpe, en junio de 1967, con la nueva Ley de Hidrocarburos anunciada por Alvaro Alsogaray en un viaje a Londres como representante del nuevo gobierno.

El quiebre en la política petrolera de Illia dejó huellas imborrables en la historia argentina, marcando un punto de inflexión en la relación del país con las inversiones extranjeras y sentando las bases para transformaciones significativas en el sector energético en los años venideros.