Compartir

Abogado, por hombre con coronavirus que murió tras recibir dióxido de cloro: «El Sanatorio Otamendi es responsable»

El fallecimiento de Oscar Jorge García Rúa conmociona a la sociedad. El abogado que representa a la familia del fallecido, va a accionar en la Justicia para determinar las responsabilidades pertinentes . Habló con CANAL 26 en EXCLUSIVA.

Canal 26 en diálogo con la defensa de la familia del fallecido.

Oscar Jorge García Rúa, el paciente de 92 años de edad que estaba en grave estado tras tener coronavirus y al que un juez federal había autorizado que se le dé dióxido de cloro falleció este lunes en el Sanatorio Otamendi.

El fallecimiento causa conmoción en la sociedad y ahora los abogados que representan a la familia del fallecido, van a accionar en la Justicia para determinar las responsabilidades pertinentes.

Este martes, en horas de la mañana, CANAL 26 dialogó en ENTREVISTA EXCLUSIVA con el abogado Martín Sarubbi  y su socio en la causa, el doctor Durañelo, que llevan adelante el reclamo familiar por la muerte de García Rúa.

«Hubo una actitud reticente de parte del Sanatorio Otamendi, y los familiares se sintieron muy mal», aseguró Sabrubbi.

Y continuó: «Hubo un tratamiento muy distante con la familia (del fallecido) y tuve que pedir un amparo al Director del Sanatorio para que los familiares pudieran ingresar con todos los protocolos».

Consultado por CANAL 26 respecto de los pasos inmediatos a seguir, dijo el abogado: «Vamos a denunciar hechos y la Justicia va a determinar lo que deba».

En este sentido, de todos modos, dejó muy en claro que «sí, en el caso de desobediencia, el Sanatorio Otamendi es responsable. En cuanto al homicidio culposo, se deberá determinar».

Vale recordar que la familia del paciente, por recomendación de un médico externo al sanatorio, solicitó previamente al Otamendi que le suministren dióxido de cloro, pero el centro asistencial se negó al remarcar que es algo que está prohibido. Esa determinación obligó a que se presentara un recurso de amparo que fue aceptado por el juez federal Javier Pico Terrero, quien admitió como válida la medida cautelar presentada contra el sanatorio Otamendi y Miroli S.A., en un fallo sin precedentes en el país.

«Luego de la aplicación, el paciente empeoró en lo respiratorio y murió a las 24 horas«, informó el centro médico, aunque el abogado de la víctima dio otra versión de los hechos.

«El paciente no murió a causa del COVID. ​El médico que lo trataba sugirió el dióxido de cloro y el Otamendi se negó a hacer el tratamiento. Ante esto se presentó un recurso de amparo y la Justicia lo aplicó», sostuvo el letrado Martín Sarubbi.

Sarubbi confirmó que este martes radicarán una denuncia, «imputando por homicidio culposo al Otamendi», ya que «el sanatorio siguió dilatando el tratamiento».

Fuente de consulta. CANAL 26

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

veinte + 7 =