Ernesto Sanz rompió el silencio: pidió PASO en Cambiemos pero exigió reglas claras y evitar la confrontación

Compartir

“Me gustan”, dijo el ex titular de la UCR sobre las primarias. Se sumó a los radicales que piden internas.

Ernesto Sanz. El ex titular de la UCR también quiere competir en las PASO. Foto: Silvana Boemo
Ernesto Sanz fue uno de los participantes en la reunión del NH el 7 de febrero, donde los máximos referentes de la UCR nacional repasaron el escenario nacional y decidieron enfatizar sus diferencias con el PRO y reclamar más lugar en Cambiemos.
La semana siguiente en el Comité Nacional, el titular del partido Alfredo Cornejo blanqueó la sugerencia de que el partido centenario tenga un candidato propio en las PASO de agosto para competir contra el presidente Mauricio Macri. Todos los ojos miraron a Martín Lousteau. Desde la Casa Rosada, enseguida quisieron desechar la propuesta, pero sus socios políticos insisten.
Sanz rompió su calculado silencio este miércoles en una entrevista con Mitre yreivindicó -como sus correligionarios- la idea de una primaria. “Yo fui protagonista de una PASO presidencial. Y aún sabiendo que perdíamos con Lilita Carrió fuimos a la PASO porque sabíamos que los votos que nosotros le aportábamos a Macri, que iba a ser el ganador, le sumaban para llegar a la cifra mágica que en aquel momento era 30 por ciento y ese fue el anticipo del ballotage que luego lo puso como presidente”, sostuvo el ex senador por Mendoza.
16 de mayo. Sanz se sumó a una mesa que nunca arrancó. Los radicales piden más espacio.
Las declaraciones de un aliado fundamental para la conformación de Cambiemos en 2015 se produjeron luego los dichos de Martín Lousteau a Clarín; del triunfo de Daniel Kroneberger en las PASO de La Pampa; y, por último, tras el desafío de Ramón Mestre a la Casa Rosada y a la conducción nacional de Cambiemos, que le pidió que bajara su candidatura en Córdoba.
Sanz, de todos modos, evitó respaldar al ex ministro de Economía y actual diputado -quien junta más voluntades en la UCR para ser precandidato- y sostuvo que la UCR deberá definir el nombre de un eventual precandidato.
El dirigente radical, que desechó la posibilidad de ser ministro de Justicia de Macri, de todos modos reivindicó la PASO como herramienta para retener a los votantes decepcionados con al gestión del Presidente. “Hoy, salvando las distancias, me parece que puede significar la posibilidad de que se amplíe el marco de la oferta de Cambiemos. Y que algún electorado que por ahí puede sentirse ‘desencantado’ encuentre en una PASO una vía de expresión. Y que puedan, nutriendo a Cambiemos, puede darle mucho vigor”, señaló.
Tras rechazar integrarse al Gabinete, Sanz participó de las reuniones de coordinación del Ejecutivo hasta que terminó por alejarse de la toma de decisiones. En 2016 empujó sin éxito un acuerdo político con otras fuerzas políticas. En 2018, luego de una nueva crisis en la coalición oficialista se sumó a una mesa política con los gobernadores,

RELATED ARTICLES
5 meses ago
6 meses ago
9 meses ago
10 meses ago
11 meses ago