Compartir

Es un estudio de Opina Argentina. Los datos por espacio, y pisos y techos de los candidatos.

El relevamiento es previo, pero los números se conocieron mientras se desarrolló (desarrolla) la crisis política más fuerte desde que asumió el Frente de Todos. En medio del tembladeral por la renuncia de Martín Guzmán como ministro de Economía y su reemplazo por Silvina Batakis,  nueva encuesta electoral con dos conclusiones centrales: amplía la ventaja Juntos por el Cambio y paró de caer Javier Milei.

El estudio es de Opina Argentina, una consultora a cargo de Facundo Nejamkis, un ex funcionario de Cristina Kirchner que hace años trabaja con esta firma y hoy tiene clientes a ambos lados de la grieta. Sus relevamientos, le consta a este diario, circulan (entre otros lugares) en Casa de Gobierno y en la sede porteña de Uspallata.

A fines de junio, Opina Argentina hizo su encuesta mensual y nacional, de 1.000 casos, con +/- 3% de margen de error. Y, como ocurre habitualmente, publicó sus datos de coyuntura económica y política, más su termómetro para el 2023.

El contexto general

Antes de entrar en el terreno electoral, el informe desgrana algunas conclusiones que confirman el escenario general complejo para el oficialismo. Lo dice así:

«En este nuevo informe de Opina Argentina podemos observar la persistencia del mal humor social respecto de la marcha de la economía. De forma previsible esto se refleja en la evaluación de la coyuntura política».

La última encuesta nacional de Opina Argentina, con datos para las elecciones del 2023. Las expectativas económicas.

«De forma sintética podemos afirmar que el escepticismo y desencanto alcanza a dos tercios de los argentinos. Este valor se expresa de forma coincidente entre quienes adjudican al actual gobierno la responsabilidad sobre los pesares económicos de la población».

«En este marco, la inflación presenta un nuevo aumento como la principal preocupación de la ciudadanía llegando al 39% de respuestas. Tengamos en cuenta que este registro en febrero era del 26%».

«La única variable que presenta una sutil diferencia es la que refiere a la expectativa sobre el futuro económico personal. Allí el 51% cree que estará peor en el próximo año, mientras que un 45% cree que estará igual o mejor».

Fuente https://twitter.com/opinargentina