Compartir

La expresidenta quiere captar votos de clase media que están desencantados con Macri, pero que sienten un rechazo sobre su figura.

Fiel a su estilo, Cristina Kirchner sorprendió a propios y extraños al anunciar que acompañará en una fórmula presidencial Alberto Fernández. Cómo lo hizo al presentar a Amado Boudou como su Vice.

El pensamiento de CFK es algo así como “bueno, no me querían de candidata a presidenta, voy por la vicepresidencia”. Cristina quiere captar así votos de clase media que están desencantados con Macri pero que sienten un rechazo sobre su figura y la posibilidad de que vuelva a la presidencia

Pero, más allá del sacudón político hay algo que está bien claro. El poder seguirá pasando por Cristina Kirchner.

El mensaje de la expresidenta va en varias direcciones. A la militancia primero para asegurarles que estará en la fórmula como le reclaman.

Para intendentes y gobernadores que no sacan los pies del plato. Ahora saben que la próxima etapa es una Cristina armando las listas, les guste o no. Y que no habrá internas. Sólo lista única para las PASO.

Al gobierno y al Peronismo Federal, marcándole los tiempos y obligando a empezar a definir las fórmulas cuanto antes

Y a los mercados internacionales, que tanto temen su regreso. En un cargo o en otro, si las urnas le dan la razón, estará de vuelta y volverá a marcar el destino del país.

Como siempre, Cristina Kirchner juega a todo o nada. Sorprendiendo y marcando la agenda, en un fin de semana dónde mucho se iba a hablar del inicio del primer juicio oral y público por corrupción que la tiene entre los acusados.

¿Desvió la atención? Sí.

Para Multimedio.com.ar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *