Compartir
Guillermo F. Apdepnur

El uso de Drones, la división por parcelas, las reservas previas, el control de ingreso mediante una APP y vigilancia en los ingresos, son algunas de las ideas para la temporada 2021 en La Costa

El problema del contagio del covid-19 no está en el agua sino en la arena.

O mejor dicho, el riesgo son las aglomeraciones de personas, por metro cuadrado de playas que cuenta el Municipio de La Costa.

De esta forma, el Intendente de la Costa Cristian Cardozo, se valdría de un sistema similar al que se utilizó en España, (adaptándolo a la topografía e idiosincrasia de nuestro país).

En distintas áreas del Municipio se analizan diferentes formas, para llevar adelante un sistema que sea lo mas eficiente contra la propagación del virus, estas medidas son para quienes nos visiten y trabajen, puedan disfrutar del verano con seguridad.

En principio hay que tener en cuenta, que para abrir nuestras reposaras en la arena, habrá que esperar como mínimo, que el Municipio de La Costa se encuentre firmemente en fase 3 o menor, instancia que con suerte llegará a fines de noviembre o comienzos de diciembre ( según las proyecciones).

Que no arribará de manera igualitaria en los otros municipios costeros, como es el caso de Pinamar y Mar del Plata, que se encuentran con una escalada de contagio , muy superior al del Partido de La Costa.

Tecnología para frenar el virus.

El Municipio adquirió un sistema de software que fue utilizado con relativo éxito en España, contando con la tecnología más moderna, en el tratamiento de circulación de personas.

Estos tipos de software fueron utilizados en distintas playas de España, come es el caso de Fuengirola (Málaga), que uso un programa de inteligencia artificial, similar al adquirido por el Municipio de La Costa, para controlar la distribución de playas y espacios públicos, mediante el mismo se dio la información en tiempo real sobre la afluencia de personas.

¿Cómo se mantendría la distancia social en las playas?

Todas las playas contarían con una tecnología que permita saber el movimiento de personas que están permitidas,a ingresas según el protocolo que se establezca, esto se podrá realizar a través de una APP, la cual sera obligatoria su descarga en los celulares personales.

Uno de los programa funciona por medio de sensores colocados estrategicamente, en donde cada sector se dividirá en celdas de siete kilómetros de playas aprox .

Con la información que se recopile, se crean cuadrículas virtuales donde hay un volumen máximo de ocupación estipulado, según protocolo.

También se estudia optar por soluciones informáticas mas complejas: que consiste en una aplicación que determine cuánta gente hay en cada playa y que el bañista pueda consultar antes de desplazarse.

Ademas valiéndose de esta APP, el usuario podrá conocer si la playa elegida está en situación ‘verde’ que significa : (disponible), amarillo (al 75%) o rojo lo que indicaría que :(no se admiten más personas).

Otro de los sistemas que están en estudio es que desde el móvil poder reservar previamente un lugar en los balnearios, donde se le designaría una parcelas.

Allí se otorgarán turnos para la mañana y la tarde, y habrá pasarelas pasa entrar y salir a la costa.

Otra opción que se estaría evaluando es la posibilidad de usar drones para vigilar los límites de cantidad de personas, y así dar una alerta a los encargados de playa para ordenar este sistema.

Playa parcelada

La idea de parcelas es una opción que tienta a muchos, siendo la distancia entre las mismas de 4,4 metros entre sombrillas, esto solo se podría efectuar en las zonas con servicios.

También se estudia valiendonos de la gran posibilidad que nos da la topografía del Partido de la Costa, con son los mas de 93 Kilometros de playa que posee el muinicipio.

Pero aquí surgen dos grande inconvenientes, uno las distancias y otro la falta de servicios, como ser Baños, Duchas, Servicios de comida etc.

Muchos balnearios contemplan reducir la oferta de reposeras y sombrillas de alquiler, y ampliar la distancia mínima de seguridad

Una de las opciones menos viables es la de segmentación.

Esta opción, poco razonable para las costumbres de nuestro pais, es la de segmentación, que consiste en dividir en tres sectores: Uno para adultos, otro para familias con niños y mayores de 65 años, y todos con limitación de cantidad de personas, que será controlado por un equipo de vigilancia.

Las mareas taparían muchas opciones.

Otro de los problemas que presenta la parcelizacion son las constantes mareas, que alteran dramáticamente la superficie, donde la cantidad de personas tendría que ser variable, y esta modificación natural, altera mucho esa ecuación, desbaratando los planes de planificar por cuadrículas, sobre todo en las playas más pequeñas, y que sufren una fuerte erosión, como Santa Teresita, Las Toninas etc.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *