Compartir

El Gobernador Kicillof se reunió con intendentes, directores de hospitales, empresarios y religiosos para analizar la situación actual en cada distrito ante la suba de casos de coronavirus. Mientras en varias localidades ya se aplicaron nuevas restricciones y refuerzos en el sistema de salud con ampliación de camas, reorganización de la atención sanitaria y preparación de hoteles con oxígeno.

En tanto, el Secretario de Calidad en Salud, Arnaldo Medina, advirtió que Argentina atraviesa «un momento de máxima tensión en la ocupación de camas (de terapia intensiva) y problemas de insumos críticos» como el oxígeno.

Medina dijo que ante ello «lo importante es cortar la circulación, porque no hay sistema de salud que «aguante» ni en Argentina ni en el mundo, para evitar el contagio» y remarcó que si bien «es fundamental la conducta individual y grupal», señaló que «a veces hay que ayudar con medidas» de restricción.

En ese marco, el gobernador bonaerense Axel Kicillof mantuvo una teleconferencia con los 135 intendentes de la provincia «para poner en común la situación de cada municipio frente a la segunda ola», explicó el mandatario.

«Necesitamos bajar la cantidad de contagios y para eso es imperioso reducir la circulación, profundizar los cuidados y cumplir los protocolos», advirtió Kicillof y recordó: «Nuestra vocación sigue siendo la misma, trabajar en conjunto y acompañar las decisiones que tome el Presidente».

En la provincia de Buenos Aires, unos 40 municipios se encuentran en fase 2, con mayores restricciones y suspensión de clases presenciales por el aumento de casos de coronavirus, otros 58 se ubican en fase 3 y los 37 restantes en fase 4.

El intendente del Partido de la Costa, Cristian Cardozo, dijo en una entrevista, «que allí se encontraban en una meseta alta, de entre 200 y 250 casos positivos por semana» en un municipio que «tiene alrededor de 100.000 habitantes».

«Por el momento, el sistema de salud responde, estamos ampliando las camas de internación, estamos adquiriendo más insumos», añadió el funcionario y dijo que ven «con preocupación el crecimiento de los casos en toda la región y en todo el país».

Cardozo apuntó que «de no bajar la circulación y retomar los cuidados en cada una de las burbujas familiares, va a comenzar a complicarse» por eso, dijo, «estamos apoyando la decisión que tome el gobierno central y así poder frenar el crecimiento de los casos y no tener que tomar la decisión de a quien atender o a quien no atender en los centros de salud».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

11 + 17 =