19 mayo 2024
Comparte en tus redes
Guillermo F. Apdepnur

Axel Kicillof reafirma su compromiso con la protección de derechos, luchando contra posibles ajustes que amenazan la salud, educación y seguridad en Buenos Aires

El gobernador de la provincia de Buenos Aires, Axel Kicillof, agradeció la hospitalidad del Partido de la Costa y reconoció a los 15 intendentes presentes, destacando especialmente a aquellos que no comparten su signo político. El discurso se centró en la importancia del turismo como quinta actividad productiva de la provincia, generando empleo, ingresos y valor agregado.

Kicillof rememoró las reuniones iniciadas durante la pandemia para evitar el vaciamiento del sector turístico, que se vio gravemente afectado en el hemisferio norte. Ante las dificultades, se implementaron medidas creativas y de estímulo, logrando mantener la actividad y preservar el capital productivo y humano del sector.

El gobernador subrayó el papel fundamental del turismo en la economía bonaerense, no solo como fuente de esparcimiento, sino también como generador de empleo, incluyendo empleo joven y de primer empleo. Destacó la relevancia de extender la temporada turística a lo largo del año para evitar las problemáticas asociadas a la estacionalidad.

Se refirió a la amenaza de quitar recursos a los gobiernos provinciales, criticando la falta de proporcionalidad en la distribución de fondos por habitante. Adicionalmente, alertó sobre posibles ajustes que impactarían negativamente en sectores clave como salud, educación, seguridad e infraestructura.

Kicillof defendió la intervención del estado durante la pandemia, contrarrestando la narrativa de pérdida de libertades individuales. También cuestionó la meritocracia individual, señalando que las decisiones macroeconómicas pueden afectar la rentabilidad de sectores enteros.

Durante la visita a la planta de reciclado, el gobernador Axel Kicillof destacó el compromiso del gobierno provincial con la sostenibilidad ambiental y la economía circular. Impresionado por el trabajo realizado en el lugar, resaltó la importancia de impulsar iniciativas que promuevan la reutilización de materiales y reduzcan la huella ambiental. Además, el gobernador enfatizó la relevancia de generar conciencia sobre la gestión responsable de residuos y el papel crucial que desempeñan las plantas de reciclado en la construcción de un futuro más sostenible para la provincia de Buenos Aires. Durante la visita, se pudo observar de primera mano el impacto positivo que estas instalaciones tienen en la comunidad, generando empleo, contribuyendo a la preservación del medio ambiente y fomentando prácticas responsables en la gestión de los desechos. La experiencia consolidó el compromiso del gobierno con la implementación de políticas que promuevan el desarrollo sostenible y la mejora continua en la gestión de residuos en la región.

Del encuentro participaron los intendentes del Partido de la Costa, Juan de Jesús; de General Alvarado, Sebastián Ianantuony; de Villa Gesell, Gustavo Barrera; de Mar Chiquita, Walter Wischnivetzky; de Necochea, Arturo Rojas; de Monte Hermoso, Hernán Arranz; de Pila, Sebastián Walker; de General Lavalle, Nahuel Guardia; de Rauch, Maximiliano Suescun; y el intendente interino de Tornquist, Martín Olhaberry.

Estuvieron presentes también la jefa de Asesores del Gobernador, Cristina Álvarez Rodríguez; los ministros de Gobierno, Carlos Bianco; de Desarrollo Agrario, Javier Rodríguez; de Seguridad, Javier Alonso; la presidenta del Instituto Cultural, Florencia Saintout; el presidente del Banco Provincia, Juan Cuattromo; el subsecretario de Desarrollo Comercial y Promoción de Inversiones, Ariel Aguilar y su par de Industria, Pymes y Cooperativas, Mariela Bembi; el diputado provincial, Juan Pablo De Jesús.

Finalmente, el gobernador reafirmó su compromiso de defender los derechos de la población, incluyendo salud, educación y esparcimiento, y denunció la tristeza de dirigir el enojo hacia sectores como el cine nacional, los escritores y los científicos. En medio de los desafíos económicos, se comprometió a proteger las empresas públicas y evitar daños irreparables al tejido productivo provincial.