Compartir
Imagen

Nota realizada por: Juan Ignacio Guarino

Espert y Milei se consolidan en las encuestas a expensas del voto macrista desencantado.

En Cambiemos ven con preocupación el rápido crecimiento que ha tenido en 2020 el espacio “liberal” que tiene como referentes a José Luis Espert y a Javier Milei, en tanto entienden que podrían generar un “efecto Randazzo”, quitándoles unos cuantos puntos claves que aseguren el triunfo del Frente de Todos.

Una serie de estudios de focus groups entre votantes no oficialistas, es decir, que no votaron al Frente de Todos en 2019, arrojó un dato sorprendente: la llegada de Milei a los jóvenes, especialmente de clase media baja, los más perjudicados por las políticas que el liberalismo propone. Por su part, Espert se viene consolidando con mayor fuerza entre sectores de clase media alta.

Por ahora, el liberalismo no es poco más que un espacio para quienes no son representados o simplemente denostan la política. No obstante, las proyecciones pronostican que Espert superaría el 1,5% obtenido en las últimas elecciones y podría llegar a los 6 puntos en algunos distritos.

Sin embargo, nadie en Juntos por el Cambio creen que peronistas desencantados con el gobierno de Alberto Fernández optarían por el voto a un liberal acérrimo. En ese contexto, la candidatura de Espert significaría un fuerte adelgazamiento de la potencia electoral de Cambiemos.

En la última encuesta de la consultora Synopsis pregunta a votantes opositores a qué perfil de fuerza política preferiria votar. Los resultados son heterogéneos y exhiben la dispersión del voto opositor. El 22% dice que prefiere un perfil “más del PRO”, el 21% “más de derecha”, el 19% “más peronista”, el 17% “más radical” y el 8% “más de izquierda”.

Por otra parte, otro factor electoralmente adverso para Juntos por el Cambio, es la posibilidad casi cierta de que se suspendan las PASO el año venidero, que supondría movilizar a la población en plena pandemia de coronavirus.

Esto dificultaría la consolidacion del voto opositor, en tanto el votante argentino tiende al “voto útil” o “estratégico” en las generales, en base a la tendencia que se plasma en los resultados de las primarias.

De este modo, una candidatura “libertaria” podría tener un “efecto Randazzo” como en las elecciones 2017 en las que el ministro obtuvo apenas poco más del 5% de los votos, una cantidad ínfima pero mayor a la que le sacó Esteban Bullrich a Cristina Fernández de Kirchner.

Nota realizada por: Juan Ignacio Guarino

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *