Compartir

La Administración Nacional de Seguridad Social (Anses) confirmó este viernes una elevación del piso mínimo para cobrar los beneficios de la seguridad social, al tiempo que también oficializó un aumento de 10,74% en sus montos, a partir de junio, como ya se había hecho con las jubilaciones y pensiones.

Ahora el piso para recibir las asignaciones familiares es de 4.009 pesos, modificándose también los rangos de la asignación familiar parental, por hijo y por hijo con discapacidad. Incluyendo el aumento que entrará en vigencia a partir de junio, el monto a cobrar alcanzó los $2.250 mensuales para los trabajadores registrados que ganen hasta $34.877. Las asignaciones ahora serán percibidas por asalariados que cobren entre $4.009,94 y $107.658.

Los nuevos parámetros fueron publicados este viernes en el Boletín Oficial con la Resolución 140/2019, confirmando que el nuevo tope mínimo se eleva desde $3.621,04 a $4.009,94 (una variación porcentual idéntica a la del aumento concedido).

La Resolución 140 también ratifica una suba de 10,74% en las asignaciones familiares para trabajadores en relación de dependencia registrados, jubilados y pensionados inscriptos en el SIPA, veteranos de la Guerra de Malvinas, asignaciones universales para la protección social (AUH, AUHD, embarazo, ayuda escolar, etc) y monotributistas. Por otro lado, las asignaciones para los que reciben el seguro de desempleo continúa en su mínimo de $200.

Así, desde el sábado las asignaciones familiares por hijo subirán a $2.250 para quienes cobran entre $4.009,94 y $34.877 de Ingresos por Grupo Familiar (IGF, suma de ingresos del grupo familiar), a $1.515 para los perciben entre $34.877 y $51.152, a $914 para los ganan entre $51.152 y $59.057 y a $469 para los cobran salarios entre $59.057 y $107.658

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *