Compartir

Roberto Lavagna: “Mauricio Macri y Alberto Fernández se retroalimentan” Así lo apuntó el candidato presidencial de Consenso Federal.

El economista y candidato a Presidente de la Nación por Consenso Federal, Roberto Lavagna, aseguró en la noche de este miércoles que “el problema más urgente a resolver es la grieta” en la Argentina. Además precisó que “Mauricio Macri Alberto Fernández se retroalimentan”. Su opinión sobre el FMI, “la herencia” y el ofrecimiento a futuros cargos.

Consultado sobre el que considera el problema más urgente a resolver en la Argentina actual, el exministro de Economía de la Nación apuntó que es “la grieta” ya que “cuando la realidad emerge no hay cómo ocultarla”. En ese punto, expresó también que “el tema político está detrás de muchos otros errores cometidos” y por ello recordó la situación del año 2002.

“Si se pudieron hacer muchas cosas que dieron resultado fue a partir de (Eduardo) Duhalde, de (Raúl) Alfonsín, de la Iglesia Católica, del resto de los credos, el diálogo que permitió una pared de contención ya que además las medidas, cuando iban al Congreso donde nadie tenía mayoría, salían por consenso”, remarcó Lavagna entrevistado en la señal TN.

En tanto, en referencia a la postura del entonces Presidente, Néstor Kirchner, el economista indicó que “es cierto que en 2003 cambiaron algunas cuestiones pero ya se había salido de la crisis. Kirchner no participó de ese diálogo pero nunca tuvo una postura contraria; luego, en 2005 todo esto cambió cuando ganaron las elecciones de medio término”.

En ese punto, el candidato presidencial, quien comparte fórmula con el Gobernador de Salta, Juan Manuel Urtubey, señaló que “el tema es que el poder piensa que llega para tomar todo y para siempre, se generan conflictos que después van empeorando las cosas. Y cuando las cosas comienzan a empeorar cada uno vuelve a su ADN, el que es de izquiera vuelva más a la izquierda, y el que es de derecha, vira más a la derecha. Y el resultado son ocho años de estancamiento, con los últimos dos de fuerte caída”.

“La herencia”

En tanto, en referencia a la “herencia” que recibió Mauricio Macri al asumir, Lavagna consideró que “era mala; había cuatro años de estancamiento, inflación, pobreza subiendo después de los años buenos de la economía. Era mala, pero la que deja es peor: la pobreza es más alta, la inflación es de 20 puntos más y reaparece ese monstruo casi permanente en la vida argentina que es la deuda, el Fondo y todo lo que ya conocemos”.

Crítico de la gestión macrista, el economista señaló además que “hemos vivido cuatro años de shock financiero, es lo único que ha importado estos cuatro años: bonos, financieras, bancos, aseguradoras. Son los que hicieron enormes diferencias como la hicieron en la época del justicialismo y la convertibilidad, con Menen y Cavallo. Hay que modificar la visión y generar un shock productivo que es lo contrario del shock financiero”.

Allí, explicó que lo que denomina shock productivo puede llevarse adelante “a partir de un país con fenomenal dotación de recursos, en el sector primario, en la industria” que además “tiene mano de obra desocupada porque hay 8 millones de argentinos en condiciones de trabajar y que no trabajan o trabajan menos de lo que podrían” al tiempo que “hay capitales, están ahí son plata argentina que se invirtió afuera. La experiencia del 2002 muestra que cuando hay condiciones de producción, esa plata vuelve para inversiones físicas, para tomar gente”.

¿Existe riesgo de hiperinflación?

Sobre el “fantasma” de la hiperinflación, Lavagna precisó que “no pareciera ser el problema en este momento. La inflación de agosto y la que se prevé para el mes de septiembre, tiene que ver con la última corrida cambiaria, pero no diría hoy que lo veo como algo cercano. Por supuesto si el Gobieno comete errores y la oposición actúa con irresponsabilidad, hay riesgo”. Y agregó que la referencia es respecto a “Mauricio Macri y Alberto Fernández, a los dos, se retroalimentan”.

La relación Argentina – FMI

Por otro lado, respecto al FMI, Lavagna sostuvo que “tengo la impresión que el desembolso se va a producir, probablemente no antes de las elecciones. En condiciones como las de hoy, ese desembolso va a estar pero no tiene que ser para que se sigan fugando capitales. Tiene que servir para recomprar deuda y eso va a hacer que mejoren los precios en de esos bonos y que baje el riesgo país para que el Gobierno se anime a bajar la tasa de interés”.

El diálogo con Mauricio Macri

“Hablo con Macri y hay varias cosas que (el Gobierno) ha tomado. Por ejemplo, el control de cambios era inevitable; poner algo de plata en el bolsillo de la gente muy a regañadientes y lento pero se está haciendo; la Emergencia Alimentaria, tuvieron que aceptar que la ley se tratara y se votara aunque a desgano; la negociación de los plazos de las letras. Todas las cosas que desde abril o mayo venimos marcando; tarde pero se están haciendo y es mejor a que no se hagan”.

El diálogo con Alberto Fernández

El candidato presidencial reveló que el último diálogo con Alberto Fernández ocurrió el 11 de agosto, “cuando lo llamé, la noche que había ganado. Como corresponde en un país normal, uno levanta el teléfono y dice: lo felicito”. Por último, Lavagna descartó ofrecimientos a cargos en el eventual Gobierno del Frente de Todos. “Soy candidato a Presidente y punto; si pensara en cualquier puesto de otra naturaleza, no. Mi compromiso es que Consenso Federal crezca a futuro porque evita estar en cualquiera de esos dos extremos: el populista y el ultraconservador financista”, concluyó.

NOTA DE :


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

19 + once =

es_ESSpanish
es_ESSpanish